Páginas

miércoles, 30 de julio de 2008

Dominada por el deseo. Shayla Black

Editorial Phoebe.
Fecha de publicación: Septiembre de 2008
Título original: Wicked Ties


Ella no sabía que había algo por lo que estaría dispuesta a suplicar

Morgan O’Malley ha sido testigo de muchas cosas extravagantes como presentadora de un programa de televisión sobre sexo. Pero nunca había conocido a un hombre como Jack Cole, un reconocido maestro de las artes eróticas que desea proporcionarle todo aquello por lo que ella suspira en secreto. Aunque Jack es guardaespaldas y pretende protegerla del acosador que la persigue, Morgan no se siente en absoluto segura en su presencia. Cuando comienza a participar en los juegos sexuales que él le propone, que la someten a su voluntad, intuye que sus motivos no son tan inocentes como parecen, pero no imagina lo personales que pueden llegar a ser.
Y así, seduciéndola, dominándola, Jack hará realidad sus más profundas fantasías…







Como todo el mundo, divido los libros que leo entre los que me gustan y los que no me gustan. De los primeros me suele resultar fácil escribir una crítica, por lo menos hasta ahora. Me encuentro ante un libro que me ha gustado mucho, pero que no sé por donde hincarle el diente. Supongo que será sobre todo porque es un romance erótico.

Últimamente las editoriales nos bombardean con un montón de publicaciones de este tipo —debe de existir un gran mercado potencial para el tema—, pero eso nos lleva a encontrarnos libros sin calidad. Ahora mismo recuerdo dos colecciones que se dedican sólo a este tipo de libros y el resultado son libros muy malos. Aún estoy flipando con el último que cayó en mis manos, resultó ser un libro flojo, sin argumento, con un lenguaje muy poco cuidado y sin pies ni cabeza. Los personajes cambiaban de personalidad según le convenía a la autora al avanzar la historia, y el resultado final me resultó muy poco gratificante.

No es el caso de este libro.

Shayla Black ha escrito una historia erótica situada en el marco de la D/s (Dominación y sumisión), donde sí, hay muchas escenas sexuales, a fin de cuentas es una de las cosas que buscan los lectores de erótica, pero perfectamente coherentes con la historia.
Morgan es presentadora de televisión donde tiene un programa sobre sexo (me la he imaginado como una especie de Lorena Berdún, no en lo físico, pero sí en el plano profesional). Investigando para un programa de D/s tiene que hacerle una entrevista al Amo J, un guardaespaldas asiduo de este tipo de prácticas
Una manera fácil de haber continuado el libro sería que él le diera una “clase” práctica, ¿no? Pero la autora, con muy buen criterio los sitúa en medio de una acción que los deja solos en medio de los pantanos de Lousiana, y esa acción no es otra que Morgan esté siendo acosada por un pirado y que éste la ataque delante de Jack (verdadero nombre del Amo J).
Y así podría parecer que todo tiene su porqué y, viendo los libros que se están publicando de erótica, el libro ya tendría argumento más que de sobra. Pero no. La autora da otra vuelta de tuerca y la fortuita entrevista que pone en contacto a los protagonistas no es realmente tan fortuita.
Con estos mimbres, la señora Black nos relata una historia no tan sencilla como podría parecer. No debemos olvidar que la carga erótica del libro es muy elevada, sobre todo teniendo en cuenta que Jack realiza unas prácticas sexuales no demasiado convencionales, y que Morgan es una mujer que jamás ha encontrado la satisfacción que anhela en las relaciones sexuales que ha mantenido.
Siempre me ha parecido difícil situar la línea que separa un romance erótico del porno puro y duro, y Shayla Black lo consigue en este libro de una manera admirable, puesto que introduce en la relación una leyenda familiar (de la familia de Jack) —que veréis cuando leáis el libro— que nos convence de que ésta, aunque más ardiente de lo usual, es una auténtica historia de amor.
El libro mantiene un gran ritmo narrativo, y además se disfruta de una rápida acción, unos personajes bien desarrollados, una historia con mucha carga emocional, y una alta dosis de erotismo.

Aviso ya desde ahora de que no le gustará a aquellas personas que no les vaya la erótica, pero creo que las que sí gusten de leer de vez en cuando un libro de este tipo, disfrutarán realmente con éste.

5 comentarios:

Lhyn dijo...

Con lo que has comentado en la entrada ya ando en deseos de leerlo. Bufff...he leido cada uno de erótica que no tenía pies ni cabeza...
Recuerdo que ya hablamos de este libro y me comentaste que estaba muy bien, espero leerlo pronto (ojala no tarde demasiado en cobrar)

Muchos besetes, preciosa...por cierto, donde te metes? Ya no nos leemos...y ahora voy a tener mucho tiempo libre de nuevo...ya te contaré, ya

Lhyn

McDolmar dijo...

Después de leer tal crítica la verdad es que me ha entrado el gusanito, será cuestión de pillarlo y catarlo por mí misma...

BSISSSSSSSSSSSS
DOLORS (McDolmar)

iralean dijo...

Que si que ya lo lei... y llevo una semana limpiando babas...jajaja..nunca lei nada sobre D/s y tengo que decir que me entro la curiosidad de saber mas del tema pero en plan academico EH?? si la autora lo ha sabido llevar con mucho estilo creo yo, porque el tema es bastante...Dominante??
Bikos

dicadi dijo...

la verdad me gusta mucho leer pero no me habia dado por este genero, me regalaron este libro por mi cumple y que descubrimiento, de verdad que es una historia no muy comun (supongo) pero bastante creible y que te va enganchando a cada linea que lees. en menos de 24 horas ya me he leido la mitad del libro y estoy esperando llegar a casa para terminarlo.

tere y david dijo...

Gracias por tu crítica, me ha animado a leerlo, espero disfrutar de una buena lectura esto de buscar buenos libros o entretenidos al menos es díficil a veces.