Páginas

jueves, 23 de octubre de 2008

¿Somos distintos o no?





El diario de ella:

El sábado por la noche lo encontré raro. Habíamos quedado en encontrarnos en un bar para tomar un copa. Estuve toda la tarde de compras con unas amigas y pensé que era culpa mía porque llegué con un poco de retraso a mi cita, pero él no hizo ningún comentario
La conversación no era muy animada, así que le propuse ir a un lugar más íntimo para poder charlar más tranquilamente. Fuimos a un restaurante y él se seguía portado de forma extraña. Estaba como ausente. Intenté que se animara empecé a pensar si sería por culpa mía o por cualquier otra cosa.
Le pregunté y me dijo que no tenía que ver conmigo. Pero no me quedé muy convencida. En el camino para casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y él se limitó a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme.

No sé cómo explicar su actitud, porque no me dijo que él también me quería, no dijo nada y yo estaba cada vez más preocupada.
Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme. Por eso intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarla con aire distante como haciéndome ver que todo había terminado entre nosotros. Por fin desistí y le dije que me iba a la cama. Más o menos diez minutos más tarde, él vino también y, para mi sorpresa, correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo un aire distraído.
Después quise afrontar la situación, hablar con él cuanto antes, pero se quedó dormido. Empecé llorar y lloré hasta quedarme adormecida. Ya no sé qué hacer
Estoy casi segura de que sus pensamientos están con otra. Mi vida es un auténtico desastre.

El diario de él:

El Betis perdió. Al menos eché un polvo.

7 comentarios:

iralean dijo...

Jajaja Que gran verdad!!! cuantas veces nos comemos la cabeza para nada...que somos diferentes, no lo cuestiona nadie?
Bikos guapa

Sugar dijo...

Me identifico totalmente con él.

caqfss dijo...

totalmente de acuerdo. Aunque hay veces que es al contrario. Somos nostras las que nos despreocupamos y ellos lo que se hacen un mundo por un gesto insignificante

Sugar dijo...

Por cierto, he cambiado la dirección de mi blog. Quizás por eso me has quitado de tus amigos... snif, snif...
Pincha en mi avatar y te lleva...
Un beso y diviértete en Sevilla.

Lhyn dijo...

Qué cierto! Pero bueno, como dicen por aquí arriba, muchas veces es al contrario. Es graciosa la forma ta diferentes que tenemos de interpretar una misma cosa. Gracioso e increible, nunca deja de sorprenderme.

Besetes, preciosa, hace tiempo que no hablamos. Espero que estés bien

Jezz Burning dijo...

¿Será por eso que la romántica no triunfa entre los hombres? jajajaja ¿Será cuestión de dejar a un lado las idas de olla de las protagonistas? juuuaasss

Ava dijo...

Cierto, pero no aprendemos ¿verdad?. No hemos aprendido a ser tan básicas...