Páginas

domingo, 13 de diciembre de 2009

¿Por qué me gusta SEP?


Hace unos días planteaban esta cuestión en el foro de Autoras en la Sombra y ésta es mi respuesta:


¿Por qué me gusta SEP?


Hum, llevo días dándole vueltas a la pregunta (si soy honrada con vosotras desde que se publicó este post). No sé si llegaré a definir bien por qué me gusta tanto, pero lo voy a intentar.
No me gusta porque me haga reír, aunque Dios sabe lo mucho que se lo agradezco algunos días.
No me gusta porque me haga llorar, porque hace que me de cuenta de lo fácil que es conmoverme con un libro bien escrito (y de lo blandengue que soy en el fondo).
No me gusta porque me ponga la piel de gallina en ocasiones, pero lo ha conseguido con todos sus libros.
No me gusta porque sus héroes estén buenos, pero —para qué negarlo— se lo agradezco infinito.
No me gusta porque sus chicas sean luchadoras, decididas, dulces y casi siempre tengan las cosas claras, porque pone en evidencia lo indecisa que soy yo y lo mucho que las envidio.
No me gusta porque se reinvente a si misma una y otra vez, sin repetir argumentos y atrapándote en cada una de sus historias, pues con eso sólo consigue que me sumerja en sus libros de tal manera que, mientras las estoy leyendo, mi marido amenace con divorciarse por lo menos un par de veces (al día).
No me gusta porque pueda releer sus libros una y otra vez, descubriendo, en cada una de esas ocasiones, algo nuevo, intrigante y revelador que se me había pasado por alto en lecturas anteriores, pero no puedo negar que a la larga sus libros son los que más baratos me han salido (la pela es la pela).
No me gusta porque sus diálogos sean chispeantes, inteligentes y divertidos, porque sé lo mucho que cuesta conseguir ese resultado y que, en consecuencia, escribe muy despacio.
No me gusta porque lea el argumento de sus libros y piense «esta vez SEP la ha cagado, esto no lo salva ni ella», y aun así consiga dar una vuelta de tuerca, hacerme creer todo lo que allí pone y llevarme a la conclusión final de que el amor es lo único que salvara al mundo y a sus ocupantes ¬¬, pero debo reconocer que lo hace siempre y ¡qué bonita idea! ¿verdad? :X
Definitivamente no me gusta tener tanta fe en ella, si algún día no consigue todas las cosas que enumero anteriormente, el batacazo será terrible, pero eso es imposible que suceda ¿a qué sí? :P
En resumen, no me gusta por cada una de esas cosas, pero sí por todas ellas.
Ahhhh, y… ¡¡¡No me gusta que no publiquen de una vez todos los libros que faltan por publicar en castellano; no, definitivamente eso no me gusta nada (pero de eso no tiene la culpa ella)!!!
(Espero que SEP perdone el burdo homenaje que intento hacer al exponer de esta manera —leed el final de Toscana para dos— mi rendición total y absoluta a sus libros, a sus argumentos, a sus protagonistas y a su envolvente y emotiva manera de escribir)
Besitos,

5 comentarios:

Teresa Cameselle. dijo...

Al final, muy al final, te he hecho caso y me hice con un libro de ELLA. Justo lo estaba leyendo y salen los premios Dama y, mira por donde, ha hecho pleno.
Sí, el libro es "Sólo mío", y me ha encantado leer tu nombre en el interior.
No voy a hacer ahora aquí la crítica del libro, pero sí de las traductoras. Os doy un 10. ¿Por qué? Pues porque en ningún momento me ha hecho pensar que el libro es traducido, o que esta o aquella expresión no son correctas en castellano. Y eso es un 10, así de redondito.
Un beso, guapa.

Marijo dijo...

Muchas gracias, Teresa.
Es todo un honor leer esas palabras, sobre todo viniendo de ti.
Ya me contarás un día de estos qué te ha parecido el libro en sí.
Besitos,

Tangerine dijo...

Gran entrada. SEP4Ever

Olivia Ardey dijo...

¿Y te parecen pocas razones? ¿Humilde homenaje? SEP habrá llorado a lágrima viva de emoción si ha leído esta entrada.
Yo lo resumiría en una razón de peso: PORQUE TE HACE COMPLETAMENTE FELIZ. ¡Con lo difícil que es que una lectura lo consiga!
Besos guapa.

caqfss dijo...

Tienes un premio para ti en mi blog :P